El dolor de cabeza es un síntoma recurrente en la infección del SARS-CoV-2, llegando a considerarse el tercer síntoma global más frecuente. Tras un año de estudios sobre la pandemia y los detalles de esta enfermedad, cada vez son más conocidos los rasgos, las implicaciones en el pronóstico y los tratamientos más eficaces contra este tipo de dolor.

Según los estudios realizados hasta ahora, entre un 40 y un 60% de los pacientes que muestran síntomas de la enfermedad, tienen cefalea.

“Es un síntoma frecuente y molesto y, si se hace una adecuada historia clínica, tiene unas características específicas”. Así resume el papel del dolor de cabeza en la Covid-19 Jesús Porta Etessam, vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), jefe de sección de Neurología del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Pero añade un matiz muy importante: “Casi todas las infecciones por virus pueden producir dolor de cabeza y resulta complicado delimitar si realmente se debe a una infección por el SARS-CoV-2 o es debido a otra infección”.

Jesús Porta Etessam ha llevado a cabo un estudio en el que se describen diferentes tipos de dolores de cabeza relacionados con la Covid19. Entre ellos, describe el dolor propio de esta infección con las siguientes características:

  • Empeora con el esfuerzo.
  • Aumenta con los movimientos.
  • Puedo provocar al paciente despertarse por la noche.
  • Su carácter es opresivo.
  • Su localización puede variar.

Por otro lado, explica otros tres tipos de dolor, el producido por los equipos de protección individual debido a su presión; la derivada de estrés y tensión sufrida por la situación de la pandemia; y, por último, el derivado de la agravación del dolor en pacientes que sufren este tipo de patologías en su vida diaria.